El arte de insultar

5 Jun

Societat Anònima

CGg5nW5UAAEJa9-.png-large

Estimados, o no, odiadores:

Insultar no es fácil. Puede parecerlo pero, en realidad, no es así. Hace falta cierta creatividad porque si no se convierte en un mero ejercicio de mediocridad intelectual. Afirmar de alguien que es un hijo de puta o, amplificar el insulto en su versión XXL, diciendo que es un hijo de la gran puta, está muy visto. Así como los vocablos gilipollas, cabrón o soplapollas. Pero forma parte del ADN de muchos españoles el hecho de abrazarse a los tópicos. Porque en España (como en otros países) la legión de ignorantes resulta abrumadora.

En su libro “El fin de una época” Iñaki Gabilondo asegura que solamente un millón de personas lee por encima de la media y asiste con cierta frecuencia a actos culturales. Creo que es una cifra bastante pesimista pero, aún así, resulta fácil caer en la depresión de pensar que vivimos en una…

View original post 324 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: